dilluns, 28 de novembre de 2011

Las Termas de Caracalla

La Termas de Caracalla son tras el Coliseo y el Foro romano, los mejores restos que puedes encontrar en la ciudad de su época clásica. Servían como baños y zona de ocio para los ciudadanos romanos.

Fueron construidas en el año 216 d.C, en el reinado de Marco Aurelio Antonino Bassiano llamado Caracalla.

El complejo termal fue concebido como una obra grandiosa, de grandes muros altos, jardines rodeando al bloque central y con una rica decoración distribuida en dos plantas superiores y dos subterraneas que podía albergar unas 1500 personas.

La ornamentación consistía en mármoles policromados, metales preciosos, fuentes, mosaicos y esculturas.

Las termas propiamente dichas tenían una configuración simétrica, ocupando el centro la basílica y las tres salas con aguas a distintas temperaturas: el FRIGIDARIUM, el TEPIDARIUM y el CALIDARIUM.
Las instalaciones se completaban con un gimnasio y un baño turco (llamado laconicum) y formaban un circuito que se seguía de forma ordenada según las costumbres de la época. Había incluso un biblioteca.

El agua se calentaba mediante unos hornos que cuyo calor se dirigía a las tuberías que desembocaban en las piscina cálidas. El sistema hidráulico era extremadamente delicado y sofisticado.

Las Termas tuvieron una vida corta ya que en el año 537 dejaron de funcionar.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada